A la hora de elegir electrodomésticos para tu hogar Andorrafreemarket.com hay factores que debes tener en cuenta para no incurrir en gastos superflúos o comprar articulos a los que no vas a dar un uso que justifique su compra.

Lo primero que debes mirar con lupa y en su etiquetado, es su consumo energetico, no te fies de lo que te diga el vendedor, compruebalo por ti misma en la etiqueta del producto.

El consumo energetico de un electrodoméstico viene indicado en una etiqueta como esta:

Esta etiqueta es obligatoria en toda Europa para los siguientes tipos de electrodomésticos:

  • Frigoríficos y Congeladores.

  • Lavadoras.

  • Lavavajillas.

  • Secadoras.

  • Lavadoras - secadoras.

  • Fuentes de luz domésticas.

  • Horno eléctrico.

La eficiencia energética se mide con la siguiente escala:

Los más eficientes:

  • A+++

  • A++

  • A+

Consumo moderado

  • A

  • B

Alto consumo

  • C

  • D

Encontrarás diferencias de precio en electrodomésticos muy parecidos y con las mismas funciones según su marcado energético y el posible ahorro en el momento de la compra se convertirá en mayor gasto después en cada factura eléctrica. Así que conviene elegir los que tengan una mejor calificación A+, A++ o A+++

También debes tener en cuenta la necesidad. ¿Realmente es necesario ese articulo? ¿o solo lo estás comprando por que "lo tiene todo el mundo"?

Pongamos por ejemplo una licuadora. La licuadora es un electrodoméstico muy útil a la hora de hacer zumos y licuados de diferentes frutas y hortalizas pero ¿le vas a dar uso más allá de los primeros días? Ten en cuenta que vas a tener que comprar la fruta o vegetales para los zumos, cortarlos y hacer el zumo, pero después vas a tener que limpiarla concienzudamente (suelen tener multitud de piezas que hay que lavar y secar muy bien antes de guardarla y si no la utilizas durante un largo periodo posiblemente te la encuentres con oxido la próxima vez que se te antoje hacerte un zumo o licuado. A lo mejor te compenza comprar el zumo envasado y tienes un trasto menos en tu cocina.

El mismo planteamiento nos puede servir para un horno microondas. Es un electrodoméstico que se puso de moda hace unos años por la rapidez y cómodidad que supone poner dentro un vaso con agua y tenerla caliente en segundos para prepararnos un café o un té. O por la comodidad para descongelar alimentos. Si, habrá quien diga que se puede comprar con grill y cocinar en el, pero lo habitual es que sean muy pequeños para cocinar algo de tamaño normal y el consumo energético de estos comparado con el de un horno tradicional en el que podemos cocinar piezas de mucho mayor tamaño y que alcanzará mucho antes la temperatura adecuada es disparatado. Igual que calentar agua en un cazo al fuego tradicional de gas o en una vitrocerámica tarda muy poco tiempo más y con menos consumo.

La lavadora puedes comprarla con diferentes capacidades, las hay desde los 5/6 kilos de capacidad máxima hasta 9 kilos. En un hogar donde viven una o dos personas adquirir una lavadora de mas de 6 kilos de capacidad no tiene sentido, no vamos a alcanzar nunca su capacidad de carga de trabajo y es un sobreprecio que estamos pagando a la hora de comprarla. Si nuestra familia es de 4 personas si debemos mirar que tenga una capacidad mayor, 7 u 8 kilos de carga será adecuada y para familias numerosas 9 kilos.

Ten en cuenta que aunque la etiqueta de consumo energético ponga A+++ en una lavadora de 9 kilos de carga esto ha sido medido cargada al máximo y si trabaja siempre al mínimo de su capacidad el consumo va a ser mayor que el de una de 5 kilos.

La secadora. Otro electrodoméstico que se ha puesto de moda de unos años a esta parte y casi no falta en ningún hogar.

Para la secadora busca una capacidad de carga acorde con la de la lavadora.

Y preguntate si realmente es necesaria, si tienes una terraza soleada en una zona donde no llueve muy a menudo quizá no tenga mucho sentido primero gastar en su compra y después pagar el incremento en los recibos de la luz que va a suponer su uso.

Mi madre no tuvo jamás secadora y siempre ibamos al cole como soles ;)

El lavavajillas. Valen las mismas consideraciones que para la lavadora solo que para una familia de dos personas no tiene sentido comprarlo.

Para que realmente sea una compra útil debe funcionar siempre a plena carga con lo que si te compras el grande a lo mejor te quedas sin platos y vasos limpios antes de llenar el lavavajillas.

Hay lavavajillas pequeños, más o menos la mitad de tamaño que el "normal" para una familia de 4 miembros puede ser el adecuado poniendolo solo una vez al dia.

La caldera de agua. Puede ser de gas o eléctrica. Lo mismo, cuanto más capacidad más consumo y según las personas que vivan en el hogar debemos elegir su capacidad. Además debemos mirar muy bien la medida del aislamiento interior de la misma, a mayor grosor más eficiente será guardando el calor del agua que contiene. Aunque la mayoría traen un termostato interno que detiene el funcionamiento de la resistencia que calienta el agua cuando esta alcanza la temperatura ideal, también es muy recomendable instalarles un temporizador externo para que corte la alimentación de corriente a las horas en que no es necesario que esté funcionando. El agua va a seguir caliente durante bastante tiempo y solo se conectará a la red cuando lo hayamos programado.

Si tienes contratada tarifa nocturna esas son las mejores horas para que este conectada y tendrás agua caliente durante todo el día.

Hay otros electrodomésticos como secadores de pelo, planchas de pelo, de ropa, estufas eléctricas... en estos no encontrarás la etiqueta energética pero debes mirar cual es su consumo. Este se expresa en watios/hora a menor número de watios, menor consumo.

Consumo Energético electrodomésticos

Consumo Energético electrodomésticos

Regresar al inicio