1) Preparación de la piel: Lavarse bien el área a tatuar con jabón y secar bien.


2) Para aplicar puedes usar un pincel o una jeringuilla, lo más común es usar una jeringuilla específica que suelen ser muy baratas, a veces vienen con dibujos o plantillas para usar. Eso dependerá de tus habilidades.


3) Si eres principiante o no dibujas muy bien, puedes marcar primero el dibujo que quieres hacer con un lápiz pinta ojos. Puedes usar plantillas que encontrarás en muchas tiendas árabes o hindúes, hay plantillas preciosas que te encantarán.


4) Repasa el dibujo con la henna. Si te equivocas puedes limpiar con una toallita, secar y volver a empezar, todo es cuestión de práctica.


5) Para sellar la mezcla se utiliza una mezcla de zumo de limón y azúcar, el limón activa la henna y el azúcar crea una película protectora.; también se le puede añadir a la mezcla 2 gotas de aceite de clavo, sirve para oscurecer un poco más el tatoo.


6) Cuando el agente protector se endurezca cubrimos la mezcla con papel de cocina o plástico de cocina para aumentar el calor corporal y que penetre antes y mejor el tinte (sujetar con esparadrapo por ejemplo) . Sin embargo, si sueles sudar mucho o es verano, opta por el papel de cocina.


7) Aplica calor, por ejemplo un secador, pero si es verano, nada mejor que el sol.


8) Mantén la henna el máximo tiempo posible, de 2 a 8 horas. Muchas mujeres dejan la henna toda la noche.


9) Retiramos la aplicación, para retirar algunas partes que estarán más duras podemos usar un poco de algodón impregnado en aceite de oliva.


10) Si quieres que te dure el máximo de tiempo posible (esto depende de la piel, del trabajo que se realice y de otro factores), evitar exfoliar la piel. Puede durar desde 2 semanas hasta un par de meses.

A disfrutar de la Henna :)

 Proceso de aplicación de la Henna en la piel
Regresar al inicio