Crecemos sin saber crecer. Crecemos hasta que nuestro niño interior se ve un buen día atrapado entre los hierros del mundo adulto. El niño interior se ha olvidado de jugar. No improvisa, no imagina más allá de las próximas vacaciones o el próximo sábado. Lo único que puede hacer es tratar de llenar ese molde de hierros que otros han diseñado. Rara vez hay júbilo en eso.

El ilustrador polaco Igor Morski nos enseña con su serie System Failure que el mundo es un lugar menos acogedor de lo que pensábamos

loading...
Crecemos sin saber crecer
Regresar al inicio