El IVA y las cotizaciones sociales hacen que los más pobres soporten casi la misma presión fiscal que los ricos. Este tipo de impuestos son conocidos como regresivos (dentro de la jerga económica), puesto que no diferencian entre rentas más altas o más bajas. El tipo del IVA es el mismo para una persona que gane 800 euros al mes que para otra que ingrese 100.000 euros. De modo que los ciudadanos con menos renta suelen ver gravada una mayor parte de la misma por este impuesto. Algo similar ocurre con las cotizaciones sociales, que además cuenta con un tope por la parte alta.

loading...
Los españoles más pobres soportan casi la misma presión fiscal que los más ricos
Regresar al inicio