COMPARTE

Al margen de lo que haya pasado con el más de millón de votos que hemos perdido, esta es la realidad que tenemos, el pueblo siempre es sabio y soberano, pero por mucho que lo aceptemos cuesta trabajo asimilarlo que esta sea nuestra sociedad, seguimos anclado en el siglo XIX y en Cánovas y Sagasta.

Es deprimente pero es lo que hay, hay que hacer examen de conciencia de todo lo que hemos hecho mal, a ver si cambiamos el rumbo, porque si no habrá que subirse en el primer barco que vaya para las islas Fiji y no volver más por aquí.

Reflexión de Javier QuinteroReflexión

loading...
Nos han faltado dos escándalos más para la mayoría absoluta
Regresar al inicio