<

Ocho razones clínicamente probadas por las que deberíamos consumir aceite de coco a diario:

1. El aceite de coco acelera el metabolismo haciéndote perder grasa más rápidamente. Además, reduce al apetito, por lo que es ideal para personas que están siguiendo un régimen de adelgazamiento.

2. Su consumo, reduce el riesgo de padecer Alzheimer y contribuye a la salud cerebral. Las cetonas creadas en el hígado a partir del consumo de aceite de coco, son una fuente alternativa de energía para ayudar a la función de la reparación del cerebro.

3. Ayuda a la rápida curación de heridas y es efectivo en reducir la celulitis.

4. El aceite de coco, puede ayudar a reducir el hongo Cándida. El ácido Laúrico presente en el aceite de coco, es el encargado de eliminar bacterias y hongos.

5. Contribuye de forma natural a aumentar los niveles de testosterona en hombres y contribuye al balance hormonal tanto en hombres como mujeres.

6. El aceite de coco, ayuda a nivelar el colesterol HDL y el LDL, lo que mejora la salud del corazón. Erróneamente se piensa que las grasas del aceite de coco son "malas", cuando en realidad son grasas saturadas que aumentan en sangre los niveles de "colesterol bueno (HDL)" y cambian el LDL por
un subtipo más benigno. Todo ello contribuye a disminuir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares a largo plazo.

7. Contribuye a la absorción de nutrientes y de vitaminas liposolubles como la Vitamina D, A y E.

8. El aceite de coco mejora la salud ósea.

A parte de estas razones, hay muchas más por las que consumir aceite de coco. Una de las más importantes es que está buenísimo.

loading...
Ocho razones clínicamente probadas por las que deberíamos consumir aceite de coco a diario
Ocho razones clínicamente probadas por las que deberíamos consumir aceite de coco a diario
loading...
Regresar al inicio