Esta es la clase de gente que gobierna ¿cómo la calificarías?

La Cámara de Cuentas ha concluido que cuando Ana Botella era alcaldesa de Madrid, la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) vendió 1.860 pisos por 128,5 millones de euros al grupo Fidere, 22 millones de euros por debajo de su valor real que ascendía a 151,2. Además, la venta se hizo de manera irregular ya que no había ni pliego de condiciones ni establecimiento previo del valor del mercado del bien a enajenar…

Poco a poco se siguen conociendo irregularidades y escándalos de la gestión municipal de Ana Botella al frente del Ayuntamiento de Madrid. En esta ocasión, la Cámara de Cuentas ha hecho público su informe definitivo sobre la actividad de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS). En concreto se han analizado las operaciones de venta de 6.884 inmuebles con protección, de los que 2.956 eran viviendas, cuyo precio total alcanzó los 261,8 millones de euros.

Las conclusiones determinan que entre el 2012 y el 2013 se vendieron 1.860 pisos que corresponden a 18 promociones de viviendas protegidas en alquiler y en alquiler con opción de compra al grupo Fidere por 128,5 millones de euros. Sin embargo el precio es menor al “valor contable” que es de 159,3 millones de euros e incluso inferior al valor total de las viviendas con sus plazas de garaje y trasteros vinculados, que atendiendo al valor máximo posible de venta conforme a su calificación de VPP era de 151,2 millones. Por lo tanto, la empresa compradora de estas 18 promociones se ahorró más de 22 millones de euros.

Ana Botella desahució a familias para dar las casas a fondos buitres a precio de saldo
Regresar al inicio