loading...

José Luis Rodríguez Zapatero y su esposa, Sonsoles Espinosa, contrataron durante casi tres años y medio a una empleada del hogar de origen portugués a la que nunca dieron de alta en la Seguridad Social y que, según ha denunciado ella misma, siempre le pagaban en negro.

La historia la cuenta hoy el diario La Gaceta, que ha contactado con la protagonista, Isabel Laranjeira, de 48 años, y que estuvo al servicio del actual presidente del Gobierno cuando éste era el líder de la oposición, muy poco tiempo después de que fuera nombrado secretario general del Partido Socialista. Laranjeira llegó a la casa de los Zapatero, un dúplex en la urbanización Eurogar de Las Rozas, por recomendación de una amiga de la propia Sonsoles. “Trabajaba en casa de Sonsoles y de José Luis unas seis horas y media al día y ni me hicieron contrato ni me dieron de alta en la Seguridad Social. Me pagaban en negro”, revela.

Laranjeira se lamenta ahora de no haber exigido entonces una regulación de su contrato ante lo que hubiera podido pasar. “Tendría que haber salido de ellos hacerme los papeles, además siendo quienes eran con el partido y todo eso. Yo me subía a una escalera para limpiar una lámpara y si me resbalo y me caigo, ¿de quién era la culpa?”.

La empleada se dedicaba entonces en exclusiva al matrimonio presidencial. Trabajaba una media de 120 horas mensuales y, al superar las 80 horas mensuales, los Zapatero estaban obligados a darle de alta. Una estafa a la Seguridad Social que ha prescrito a día de hoy pero de la que se podrían pedir responsabilidades políticas al líder socialista. “Yo cobraba 800 pesetas a la hora, pero como Sonsoles me necesitaba muchas horas y de lunes a viernes, lo rebajamos a 500 pesetas”, explica Laranjeira. L

Los que exigen y exigen y nunca dan ejemplo.

Ex asistenta de Zapatero denuncia que le pagaban en negro y no le dieron de alta en la Seguridad Social
Regresar al inicio