Recuerdo la frase de Cornel West que uso como mantra: “La justicia es como se ve el amor en público y la ternura como se siente en privado”: entonces somos suaves las dos. Mi gruñido es esta vez un falso dilema. Un tono.

Me agarro a “La furia de las tormentas” de Sexton: “La depresión es aburrida, creo / y sería mejor hacer / una sopa y alumbrar la cueva”; y me doblego, sí, al padre con cáncer que les dice a sus hijas que son fuertes como océanos de Kaur, al brebaje de leche y miel con que alumbra la cueva.

Rupi Kaur tiene 22 años, es poeta, dibuja y hace Spoken Word Poetry, nació en el Punyab indio pero emigró a Canadá junto con su madre a los tres años de edad.

Tiene un maravilloso libro que se llama Leche y Miel y es una joya.

loading...
RUPI KAUR, ESCRIBIR CON DULZURA
RUPI KAUR, ESCRIBIR CON DULZURA
RUPI KAUR, ESCRIBIR CON DULZURA
Regresar al inicio