SABER ESPERAR Y RECONOCER

No se trata de escoger solo por que ya se ha entregado demasiado y el cansancio llega a tu vida. O de hacerlo porque la soledad apremia, porque caminamos con nuestros sueños a un lado y la esperanza desierta.

No se trata de elegir por que ya es tarde, porque ya es necesario, porque existe la atracción física y quizá más adelante surja química para algún día convertirse en historia.

No basta con decidirse por la prisa de los años y de la vida, por no saber decir un no a tiempo. Por la superficialidad que nos envuelve la mente y nos hace construir fantasías.

No basta enamorarse por que sí. Hazlo desde la intuición, desde el centro más profundo, donde surge la elección libre de fantasías. Donde nace la conexión más profunda con el otro, donde se forjan los sueños, la compatibilidad, el despertar.

Debemos decidirnos cuando no tengamos dudas, sin máscaras, sin ego. Donde no hay forma de simular un sentimiento porque este nace en conjunto con el otro. Donde el Amor, es Amor por naturaleza, por fuerza superior, por decreto, por destino.

Se debe tener el temple de saber esperar y reconocer.
Se debe tener la paciencia de que lo mejor es aquello que se forja poco a poco, que se construye incluso sin saber que se está preparando para nosotros, que se entrega de manera inmediata y desmedida cuando llega el momento.

Enamorarte desde el Amor. No desde su aparente reflejo o aparente sentimiento. Un amor superfluo planta semillas que nunca germinan, no te conformes con ello, tu corazón es merecedor de una eterna primavera.

*Kok - Uhga

loading...
SABER ESPERAR Y RECONOCER
Regresar al inicio