Vivimos en una época de consumo desenfrenado y hasta las relaciones se han convertido en bienes de consumo (este artículo lo describe muy bien)

Aquí venimos a ayudarte a tener una pareja estable, sana y por qué no ¡para siempre! gracias a estas sencillas reglas, toma nota y sobre todo aplícalas en tu vida diaria, no son tan complicadas:

1) Querer y dejarse querer, los mimos en una relación son importantes. No se trata solo de echar pinchitos los sábados sabadetes que toca casquete, se trata de mimos, cariño, ternura, abrazos...joder, son tan importantes o MÁS que el sexo. Imagina que por un problema de salud dejaras de practicar el sexo tal como ahora lo entiendes ¿qué harías? ¿qué te quedaría? Quiere y deja que te quieran.

2) No discutas por tonterías. ¿Qué es más importante, estar en paz o tener razón? No intentes quedar por encima o tener razón siempre, recuerda que siempre habrá tres verdades, la tuya, la suya y la verdad sin más.

3) Hay que tener paciencia y comprensión, con uno mismo y con la pareja. Cuanta más paciencia tengas contigo y más comprensiva seas, más lo serás con los demás. No seas duro/a, somos humanos.

4) Resetear los errores, borrarlos del mapa, no sacarlos a relucir cada vez que haya un roce. Lo pasado pasado está, sacarlo es hacer daño innecesario. Establece acuerdos, no saquen los trapos sucios del pasado por fea que sea la discusión, eso solo agravará la situación y puede hacer que algo pasajero se convierta en un problema imperdonable.

5) No intentes resolver problemas o malentendidos antes de dormir o en el desayuno, busca los momentos oportunos para tratar los problemas con perspectiva y llegar a acuerdos. Sois un equipo y los equipos se apoyan, negocian y van de la mano siempre.

6) Comunícate, esto va especialmente dedicado a los pajaritos varones, por el amor de Dios, hablad que es importante, si no se te da bien hablar, escribe, canta... Las mujeres necesitamos comunicarnos y no, no entendemos lo que dice un pene erectus ni nos emociona tanto escucharlo cantar, nos pone mucho más hablar de sentimientos. Si hablas de sentimientos con una mujer tu pene erectus le parecerá más grande ¡palabrita!

7) Disfruta de las pequeñas cosas, tengan sus rituales, por ejemplo desayunar escuchando una preciosa canción, teniendo una conversación mirándose a los ojos ¡fuera móviles en las comidas! Las pequeñas cosas que nos conectan hay que celebrarlas y disfrutarlas porque tienen mucha magia.

7 reglas para que el amor en tu matrimonio nunca termine
Regresar al inicio