El mes pasado un equipo de investigadores anunciaba una vez más un supuesto avance en anticoncepción masculina. Sin embargo, de nuevo las esperanzas de encontrar un método que permita a los hombres compartir las responsabilidades de la planificación familiar han caído en saco roto. Los investigadores anunciaban en un artículo publicado en una revista científica que el comité médico había suspendido el ensayo debido a los efectos adversos del fármaco.

El método en cuestión consistía en una inyección de testosterona junto con un implante de progesterona. Mostró una eficacia superior a la del preservativo e incluso a la de la píldora femenina. Sin embargo, "el comité de seguridad consideró que el número de efectos secundarios, en particular los cambios de humor, eran demasiados", explica a eldiario.es Mario P. Festin, uno de los autores de la investigación y responsable del Departamento de Salud Reproductiva de la Organización Mundial de la Salud, principal promotor del estudio.

El comité médico encargado de supervisar el ensayo interrumpió la prueba debido a que surgieron algunos efectos adversos no graves, como acné, cambios de humor o incidencias sobre la libido –en este caso, aumento–, tal y como aseguran los autores del estudio en un artículo publicado en la revista The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolismo.

Efectos similares a la píldora femenina

Resulta paradójico que se descarte el desarrollo de un anticonceptivo por unos efectos que son habituales en la píldora femenina (que es incluso peor que la masculina, pero en fin...la igualdad, modo ironía) . Ante esta tesitura, Festin ha asegurado que "si bien estos efectos adversos pueden ser considerados como de menor importancia, también pueden ser problemáticos para ciertas personas".

Descartan un anticonceptivo para hombres por efectos secundarios similares a los de la píldora femenina
Regresar al inicio