Sarah Gibrán 

Uno de los defectos o limitaciones que más me hacen "sufrir" es no poder decir lo que me duele o me molesta por temor a herir o por evitar conflictos, que irremediablemente se crean también al no decir las cosas...Me gustaría poder decirlo con tranquilidad y recibir lo mismo, que me escuchen con la misma tranquilidad . El afán humano de tener razón es una de las piedras en el camino que más nos distancian.

Creo que ésta limitación me viene de la infancia, donde no podía manifestar lo que me dolía, lo que me hacía daño...Cuando somos niños somos tan frágiles y vulnerables que es absolutamente fácil crearnos inseguridades y miedos, y constantemente intentamos complacer y agradar, es nuestra manera de reclamar amor; pero si a pesar de todo no lo recibimos llegamos a convencernos de que no lo merecemos, y en la edad adulta se mantiene ese miedo.

Es fácil herir a un niño, se puede hacer en un minuto, pero lleva toda una vida curarlo, es un trabajo diario, amando y aceptando las limitaciones aprendidas, amándolas intensamente, hasta que  la alquimia del CORAZÓN las trasforma en fortalezas que nos hacen mejores personas.Si mi debilidad puede ayudarte, tengo unas cuantas ;-)

 

Que nuestros debilidades nos hagan fuertes, y nuestros caminos se crucen para hacernos mejores de lo que somos.Que nuestras heridas compartidas con franqueza nos ayuden a ver la belleza del alma humana, y que nuestras palabras fluyan como flores de cerezo en invierno...Sarah Gibrán link

 

 

 

"La belleza es como un rayo de luz que sólo aparece con todo su esplendor cuando atraviesa un medio perfectamente transparente"

 

 Omraam Mikael Aïvanhov

 

-
Cuando no puedes decir lo que te duele o te molesta por temor a herir o por evitar conflictos
loading...
Regresar al inicio