Para ser donante hay que hacerse una analítica de sangre corriente y y firmar un consentimiento. Si algún día encuentran a alguien compatible, el proceso habitual consiste en sacarte sangre y devolvértela "filtrada" al otro brazo, vamos, no hace falta ni anestesia ni nada. La mejor recompensa es la vida de otra persona..

 

Para más información sobre los centros más cercanos a ti para la donación pincha aquí link

 

La donación de médula ósea puede salvar vidas y requiere de un proceso relativamente sencillo. De todas maneras, la información sobre la donación es densa y requiere una lectura relajada. Informarte extensamente es la mejor manera de tomar la decisión de hacerte donante de médula ósea tranquilamente. Recuerda, donar no resulta difícil pero es un compromiso.

Regresar al inicio