"Hospitalidad: No olvidéis la hospitalidad, pues ejerciéndola algunos han alojado ángeles sin saberlo".

San Pablo

 

 

El hacer sentir a tus invitados como las personas más importantes y bienvenidas a tu hogar es señal de ser buen anfitrión.Para ser un buen anfitrión, es necesario saber acoger a las personas con calidez y simpatía, planear al detalle todo lo relacionado al evento, cena o reunión, estar bien dispuesto y de buen humor, más allá de eventuales problemas y contratiempos y, finalmente, mantener entretenidos a los invitados, de manera que éstos se sientan a gusto desde que llegan hasta que se van.

 

Me encanta recibir a las personas que amo en casa y disfrutar de elllas con todos los sentidos, los momentos compartidos son los mejor invertidos  :-))))

Regresar al inicio