Éste fin de semana me he dejado llevar por el agobio, al contrario que el anterior que he respirado hondo y he disfrutado de belleza relajante y aire puro, es que es muy bonito permanecer en el centro y no dejarte alterar por nada, pero ni es humano ni es fácil, los humanoides somos como esponjitas, inevitablemente absorvemos lo que hay a nuestro alrededor quizás por eso las culturas milenarias como las orientales nos recomiendan rodearnos de belleza, paz y de las cosas que necesariamente nos hacen volver a nuestro centro de bienestar y paz, donde recargamos las pilas, nos desintoxicamos y generamos energías sanas para seguir el viaje ...

 

Me he dado cuenta que las cosas que me agobian son :

 

-Las voces altas o la comunicación basada en el agobio y la ansiedad.

-Los soplidos y resoplidos ¿para qué tanto estrés?

-Los cambios constantes de humor, por lo que se ven afectados adultos y niños, si que afectan y contagian.

 

 

Hay que salir de ésta voragine de estrés constante quiero sentarme debajo de una parra, amamantar a mi hijo y observar el silencioso crecimiento de las plantas sólo eso, un par de horas ...abrazar a los árboles y dejarme llevar...

 

Os dejo con mi amado e inspirador Rumi!!!

 

Tu misión no es buscar el amor,
sino descubrir todas las barreras que has creado
en tu interior para no verlo

 


Rumi 7496773858 b8ff894d44

Regresar al inicio