Bueno, bueno, el martes ha venido a ritmo de flamenco y tiene sabor a yerbabuena ....mmmm rico! rico!

 

Los dos bebés de la casa duermen, sincronizados y felices, mientras he terminado de escribir un par de artículos aunque me faltan un par de cuentos por pasar a ordenador , para eso necesito al papi para que los entretenga y ponerme un rato el fin de semana. La incpiración hace de las suyas y se me acumula trabajo, no es una queja, es gratitud infinita!!!!

 

Os deseo un maravilloso martes corazones mimosos, y si hay algún corazón que no necesite amor, ternura y  mimos que levante la mano...porque lo llevaremos a reparar ;-) Muakssssssssssssss

 

mar3

Regresar al inicio