¿Qué quiero? Me pregunto a menudo, y si, se lo que quiero y también lo que no quiero, aunque ésta parte es mejor obviarla hoy y concentrarnos en lo que amamos con todo el corazón.
 
Quiero contribuir en el mundo siendo una voz alegre, si-si-si, quiero que mi vida signifique una nota de color en la vida de unos cuantos, cuantos más mejor :-)))))))))) Quiero que los niños al imaginarme sientan el corazón inundado por magdalenas gigantes, esponjosas y dulces.
 
Quiero inspirarme cada día con la belleza, la inocencia,con  los árboles que para mi son sagrados. son como el hilo teléfonico entre la tierra y Dios, asi que si encontrais un árbol cerca abrazadlo con amor y os sanará.
 
Dice un proverbio Zen que cuando aprendemos a apreciar y valorar las pequeñas cosas de la vida, encontraremos belleza en todos lados, una sonrisa al azar, la brisa que te alborota el pelo, la lluvia que riega nuestro portal, el paso de las nubes esponjosas que nos invitan a alargar la mano y coger un trocito de cielo, los hilos de luz jugando en nuestra cama al despertar, y hasta los regaños de la gente que amamos ...
 
Quiero que nuestra vida merezca la pena!! Podemos y haremos que la merezca, todos juntos, como en un patio de colegio, nuestro hermoso colegio de VIDA.
 
 
Regresar al inicio