Recuerdo a mi abuela decir  "hay que tener paciencia" y tuvo tanta que nunca vivió como merecía, hoy la recuerdo como cada día desde que era niña...y lo sigo siendo, mi alma busca con entusiasmo el manantial de la risa fresca y el juego limpio... Sarah Gibrán

 

pacin.jpg

 

Regresar al inicio