Qué suerte poseen aquellos que tienen unos padres a los que duelan...Quizás no hay amor más incondicional que el de los padres y es una gran suerte conocerlo.
 
Mi amor, tendrás el amor incondicional ...sólo deseo ayudarte a llegar a ser una buena persona, una persona libre, tan libre que ni mi amor te ate para cumplir tu propósito de crecer y ser feliz.
Regresar al inicio