El posicionamiento es el lugar  donde una marca se gana un pedacito en el corazón y la mente de sus clientes. Por esto mismo las empresas invierten una parte de sus beneficios en mejorar su posicionamiento en Google, bien a través de agencias especializadas o invirtiendo mucho tiempo en aprender sobre SEO, un tema complicado y en constante cambio. 
Las asociaciones que los consumidores mantienen con las marcas reflejan su posición en el mercado. Las marcas controlan el Márketing para crear una posición en el mercado, pero realmente es el cliente quien decide el posicionamiento de una marca en su mente. Este blog explora el posicionamiento como estrategia de marketing. Se discute la relación entre el posicionamiento y otras estrategias de marketing esenciales, junto con cinco estrategias de posicionamiento comunes que utilizan las marcas.
5 estrategias para adelantar a sus competidores con la ayuda del posicionamiento en Google
¿Qué es el posicionamiento y cómo te ayuda una agencia especializada a mejorarlo?
Las empresas utilizan el posicionamiento para crear una imagen de su producto o servicio en la mente de sus clientes potenciales. Las agencias de posicionamiento utilizan diversas técnicas de Márketing para ayudarte a lograr los máximos beneficios en el menor tiempo posible.
El posicionamiento define cómo la oferta de la marca es única: cómo proporciona un beneficio a los clientes diferente al beneficio de la competencia ( único, con valor añadido...). Las empresas utilizan el Márketing para comunicar su posición en el mercado a los clientes e influir en la percepción de sus productos o servicios fidelizándolos.
El Márketing establece la identidad de la marca, influyendo en las percepciones del consumidor sobre su posición en el mercado en relación con las alternativas de la competencia.
Antes de determinar su posición en el mercado, una empresa debe decidir sobre un nicho de mercado al que quiere dirigirse.
Este nicho de mercado debe ser rentable, es decir, hay muchos clientes o es un nicho en el mercado que presenta una gran oportunidad debido a la falta de competencia. En esta etapa es donde entra en juego el posicionamiento.
Una empresa debe decidir cómo hacer que su marca sea lo más atractiva posible para este grupo de clientes al que quiere dirigirse. Los datos demográficos como el género, la ubicación y la edad, y los criterios basados ​​en el comportamiento del consumidor definen este mercado objetivo.
Su propuesta de venta única
El posicionamiento de un producto o servicio le otorga una USP (propuesta de venta única).
Un PVU es un rasgo o característica atractiva de una marca que la diferencia de alternativas similares.
En un mercado moderno repleto de tantas opciones con beneficios similares, desea que su marca se destaque del resto.
Se vuelve más memorable y puede tener una ventaja competitiva sobre las alternativas. Su PVU es su beneficio único para atraer a los clientes a comprar su marca en lugar de otra.
McDonald's es un ejemplo notable del uso de un PVU para ayudar a posicionar su marca. Son la marca de comida rápida más conocida del mundo y compiten con cientos de otros establecimientos de comida rápida. No intentan posicionarse como los más rápidos, baratos o de mejor sabor.
En cambio, su PVU es que son un restaurante familiar. Su PVU incluye los elementos del menú para niños, el juguete gratis con comida para niños, los patios de recreo. Se posicionan para dirigirse a las familias.
 
La agencia especializada se encarga de determinar una estrategia efectiva de posicionamiento
Una estrategia de posicionamiento exitosa se basa en un conocimiento profundo del mercado en el que desea competir.
Identifica en qué se diferencia su empresa de la competencia y las condiciones y oportunidades en el mercado. Este debe ser uno de los pilares de la estrategia empresarial.
Después de todo, no puede posicionar un producto como una oferta de alta calidad en su Márketing si el producto en sí no puede respaldar esas afirmaciones.
Los clientes pueden reconocer una estrategia de posicionamiento clara: comprenden si una marca compite en precio o calidad.
El posicionamiento debe ser un esfuerzo conjunto entre la estrategia comercial y las tácticas de ventas y Márketing. Es mucho más que una simple estrategia de comunicación.
Esta integración es la única forma en que el producto o servicio cumplirá las expectativas del cliente y las promesas de su posicionamiento. Las empresas deben definir claramente su posicionamiento a lo largo de la cadena de valor. De lo contrario, la comunicación pierde el enfoque y puede volverse confusa.
Hay cinco estrategias principales en las que las empresas pueden basar su posicionamiento.
1. Posicionamiento basado en las características del producto
El uso de las características o beneficios del producto como estrategia de posicionamiento asocia su marca con una característica particular que beneficia a los clientes.
Por ejemplo, en la industria del automóvil, la posición de Toyota en el mercado es la fiabilidad, la posición de Porsche es el rendimiento y la posición de Volvo es la seguridad.
Las marcas comunican consistentemente un beneficio o característica única del producto a los consumidores.
Se vuelve más memorable y puede tener una ventaja competitiva sobre las alternativas. Su PVU es su beneficio único para atraer a los clientes a comprar su marca en lugar de otra.
 
2. Posicionamiento basado en precio
Por ejemplo, las cadenas de supermercados a menudo tienen una marca propia con productos de muy bajo precio en muchas categorías de productos.
Sus menores costos logísticos y de distribución les permiten fijar un precio más bajo para sus productos que el de la competencia, por lo que los compradores sensibles al precio a menudo los comprarán porque saben que a menudo es la opción más barata.
 
3. Posicionamiento basado en la calidad o el lujo
A menudo, el precio y la calidad de un producto se alinean, en la mente del consumidor el alto precio a menudo se asocia con alta calidad. Sin embargo, posicionar un producto en función de su alta calidad o 'lujo' es diferente del posicionamiento basado en el precio.
A menudo, estas marcas no comunican su precio; en cambio, la alta calidad o el prestigio es el punto focal de comunicación para crear un deseo, por lo que los clientes quieren el producto sin importar el precio.
 
4. Posicionamiento basado en el uso o aplicación del producto
Asociar su producto a un uso particular es otra forma de posicionar su marca en el mercado.
Por ejemplo, los suplementos de reemplazo de comidas son útiles para cualquiera que desee una comida rápida y conveniente para llevar o simplemente no tenga tiempo de cocinar.
También hay sustitutos de comidas diseñados explícitamente para personas que desean un alto rendimiento en el gimnasio o practicar un deporte, por lo que a menudo son altos en calorías y tienen vitaminas y minerales añadidos.
 
5. Posicionamiento basado en la competencia
El posicionamiento basado en la competencia se centra en utilizar la competencia como punto de referencia para la diferenciación .
Las marcas destacan una diferencia clave en sus ofertas de productos / servicios en su Márketing para que parezca mejor y único en comparación con otras opciones del mercado. El producto o servicio se vuelve único.
Las marcas también pueden utilizar la competencia como punto de referencia para seguir una estrategia similar.
 
 
Regresar al inicio