No suelo dar la máxima nota pero es que este producto lo exige. Después de ver miles de marcas me decanté por ella por las buenas opiniones que tenía y porque aseguraba que se podía devolver la copa en caso de que la talla no fuese la correcta. Afortunadamente no tuve que hacerlo ya que acerté (tienen en la página web un pequeño test para saber qué copa te iría mejor, y acierta).
Para ponerla, como todo, necesitas práctica. Tenía dudas de si comprar el aplicador, al final no lo hice y la verdad es que no me arrepiento. Se pone igual de cómodamente que con él. Eso sí, eres tú quien tiene que buscar que posición te va mejor.
Me parece una solución IDEAL para nosotras, tanto porque puedes aguantar hasta 12 horas con la copa sin preocuparte para nada (es decir, ¿te preocupa el vaciar la copa fuera de casa? ¿Para qué? ¡¡Si no lo vas a tener que hacer!! recuerda que aguanta 12 horas...), porque NUNCA se llena ni se desborda, ni se mueve, ni se sale... Cada vez que tienes que ir al baño no necesitas ir con el maldito tampax/compresa (en mi caso cada vez que iba me cambiaba el tampax porque odiaba la cuerda mojada... ahora eso ya no pasa porque al ser silicona la puedes secar). Ahorras muchísimo en la compra de productos de higiene personal y para el medio ambiente es una pasada... vamos, que no contaminas nada. Es muy fácil de limpiar, no ocupa espacio... Si haces deporte no te tienes que preocupar de nada... Me parece un producto ideal.

Mi experiencia con la copa menstrual. Totalmente recomendable ¡Un 10!
Regresar al inicio