A sus 94 años, cumplirá 95 en enero, Fernanda Pozo, ha logrado, por fin, que se reconozca su esfuerzo. “Pensaba haberme licenciado mucho antes”, bromea. En silla de ruedas, aquejada de vértigos y de falta de audición, es su nieta, Fernanda Tirado, de 28 años, quien nos atiende.

Nunca se rindió. Se llama Fernanda Pozo Carreño, tiene 94 años y, 75 años después de su primer día en la Universidad de Murcia, ha conseguido este martes la licenciatura en Química.

 

La veterana alumna comenzó sus estudios en 1941, justo el año en el que se puso en marcha la facultad de Ciencias de la Universidad de Murcia. Allí pasó “algunos de los mejores años" de su vida, asegura. Junto a otras cuatro mujeres de su carrera eran, sin embargo, las únicas en la facultad. En 1949, tuvo que abandonar su sueño por "motivos personales" y con solo una asignatura por aprobar. Una asignatura a la que ha podido regresar 75 años después.

Pozo Carreño, que ha acudido a recoger el título en silla de ruedas, ha recibido este martes la orla histórica de su promoción, con las fotografías de sus compañeros y profesores, las insignias de su facultad y la Universidad de Murcia, la bec, y el título que la acredita como nueva licenciada en Química A. Una de sus nietas le ha rendido homenaje: “Gracias por haber hecho realidad una ilusión, y a ti, abuela, gracias por no perder la ilusión nunca

Fernanda Pozo, licenciada en química a los 94 años: Si tienes ganas de aprender no hay barreras”
Regresar al inicio