Nunca es de cero, siempre hay una aprendizaje en cada uno que no se suelta pero lo que sí es genial es aprovechar esa sensación de volver a ser un papel en blanco.

Y si hay que empezar de cero, pues se empieza
Regresar al inicio