En esta época que nos ha tocado vivir el estrés es un pilar negativo pero clave en nuestra vida ya sea por problemas de trabajo, exámenes, dificultades familiares …

Lo peor es cuando intentamos eliminar el estrés y no lo conseguimos, esto nos lleva a generar más estrés lo que repercute de gran manera en nuestra salud, pero no te preocupes, existen formas de liberarte de este estado tan traumático. A continuación vamos a ver 3 formas que puedes utilizar para liberarte del estrés, respira y sigue leyendo.

 

 

Para visualizar como puede ser vivir es un estado de estrés, podemos imaginar que nuestro cerebro está lleno de agua, inundado totalmente y con un montón de partículas de purpurina que al mover nuestra cabeza empieza a girar por todas partes sin ningún sentido ni orden. Así se encuentra nuestra mente cuando estamos estresados.

Vivir así a largo plazo puede afectar tu estabilidad emocional y a tu salud, ya que una vida saludable depende de 3 cosas fundamentales la parte física, social y mental, todas con la misma importancia, por lo que cuando una de estas tres partes no se encuentra bien repercute en las demás, por eso debemos eliminar el estrés para poder tener una vida saludable y lo más importante aprender a evitarlo.

Qué es el estrés

 

Es algo complicado definir exactamente que es el estrés, porque se produce por muy diferentes causas y todos los tipos de estrés no son iguales. También es complicado saber cuándo una persona está sintiendo esta sensación, fíjate lo enormemente complicado que es reconocer cuando una persona está padeciendo de estrés porque el mecanismo que lo provoca es similar al placer, estos dos están concadenado en tu mente y en tu cuerpo. John Medina biólogo molecular demuestra que el estrés cuando percibe estas dos sensaciones se simultanean y desprenden expectativas ya sean externas o internas vinculado a la falta de control sobre esta situación. Esta situación se percibe de una forma como si fuera un estado mental que va generando cierta reacción en el organismo.

 

 

El estrés es tan solo una creación en nuestra mente, pero nos puede llegar a hacer mucho daño qunque es algo que ni siquiera se puede palpar o ver. La palabra estrés proviene de Grecia y su significado es apretar. La situación es que a veces nosotros mismos nos imaginamos cosas que nos llevan al estrés y cuando esto ocurre nuestro cerebro se activa y piensa que es una amenaza que puede llegar a poner en peligro nuestra vida y lo peor es que inconscientemente dilatamos esta situación a veces días o meses enteros cuando lo mejor es prevenirlo. Yo tengo una manera para lograrlo, pero antes tienes que saber que ocurre en tu organismo cuando tienes esta sensación.

Que le sucede a nuestro organismo cuando aparece el estrés

 

Es bien conocido que el estrés es un mecanismo de defensa que nuestro organismo utiliza cuando se encuentra en circunstancias de peligro extremo, como medio de protección nuestro organismo libera ciertas hormonas y sustancias que envían señales al cerebro para alejarse y protegerse ante una situación amenazante. Si tomamos como referencia a los animales: podremos constatar que cuando experimentan una sensación de amenaza también presentan síntomas de estrés, desencadenando gran cantidad de reacciones en su organismo las cuales los preparan ya sea para pelear o para escapar.

 

 

A nosotros los humanos nos suceden de la misma manera, los pensamientos, emociones y sustancias en todo nuestro organismo y se basan en una premisa, que es la de minimizar las amenazas y maximizar la tranquilidad. Causado todo esto por el gran torrente de hormonas que transita por nuestro cuerpo, estas hormonas pueden llegan a ser enormemente dañinas para nuestro bienestar, por citar un ejemplo una hormona que causa efectos grandemente perjudiciales para la salud es el cortisol, tanto es así que la presencia prolongada de esta hormona en nuestro cuerpo disminuye nuestra capacidad de pensar, de aprender o influir negativamente a la hora de tomar decisiones.

¿Qué hacer para disminuir el estrés en nuestro organismo?

 

Realizando pequeños cambios en nuestra rutina podríamos lograr disminuir estos altos niveles de estrés en nuestro cuerpo, un ejemplo es hacer ejercicios ya que esto aumenta la generación de endorfinas la sustancia encargada de generar esa agradable sensación de satisfacción, también hacer ejercicios a menudo eleva la autoconfianza y minimiza la sintomatología asociada a la depresión y la ansiedad. Además el ejercicio también mejora tu calidad de sueño la cual generalmente se ve afectada por el estrés permanente en el que vivimos. Aunque realmente la mejor opción es aprender a combatir el estrés antes de que se adueñe de nuestro organismo por primera vez. Aquí te brindamos tres maneras muy divertidas y originales de lograrlo. De una forma o de otra es profundizar en todos los recovecos de nuestra mente y prevenir el estrés. Si realizas las actividades constantemente esto se convertirá en un hábito por lo que se reducirá exponencialmente el estrés de forma automática.

 

Escucha música que te guste

 

Escuchar música es algo muy bueno porque esto permite que tu cuerpo se relaje, intenta relajarte y meterte dentro de la canción y veras que causa buenos efectos. Un día camino al trabajo tome el transporte público y mientras viajaba en vez de leer decidí oír música, cuando comencé a escuchar mi música favorita me relaje tanto que comencé alejarme tanto que solo llegue a sentir mi respiración, la música tiene un poder grande en nuestro cerebro pues nos hace cambiar nuestro estado de ánimo. En varias investigaciones se establece que la música clásica surge gran efecto tranquilizador en el cuerpo, tanto así que un grupo de personas que participaron en un experimento después de sentir elevados niveles de estrés escucharon música y se recuperaron más rápidamente. El estrés se desvanece escuchando Beethoven y Vivaldi. La música tiene efectos analgésicos para aliviar el dolor, por eso trata de escuchar al menos una vez al día un poco de música, toma eses tiempo como un escape para desconectar.

 

Juega y diviértete

 

Jugar es muy bueno para aliviar el estrés porque cuando juegas te emocionas y diviertes y entonces el cuerpo libera oxitócina que hace que tu mente se relaje y deje ir esas preocupaciones que tanto daño causan, jugar es imprescindible si queremos disminuir el estrés existen varias compañías y empresas multinacionales de prestigio que han incorporado el juego en sus centros laborales, una de ellas es Nokia que ha montado salas de juego en sus centros de trabajo para que los empleados vayan a descansar. Si tienes hijos juega con ellos y relájate un poco eso es bueno para los dos, trata de conseguir cualquier juego que te despierte la creatividad, trata de disfrutarlo y aleja todo aquello que pueda generarte estrés.

Regresar al inicio