El Gobierno endurece la llamada "Ley Mordaza" y podrá, "con carácter excepcional y transitorio", cerrar o intervenir las redes de comunicaciones directamente sin intervención judicial ni control.

La nueva y más dura ‘Ley Mordaza’ del Gobierno para controlar internet sin control judicial

El PSOE fue uno de los partidos que apoyó la derogación de la Ley Mordaza, de hecho prometieron derogarla en cuanto estuviesen al frente del Gobierno, pero con este Decreto Ley la están ampliando y para hacerlo han aprovechado los intentos por parte de los independentistas de crear una identidad digital catalana para aprobar el Real Decreto Ley 14/2019 que amplía los supuestos por los que el Gobierno puede intervenir redes y cortar comunicaciones electrónicas sin autorización judicial. Con la llamada “Ley Mordaza” anterior, el Gobierno podía intervenir las redes por motivos de seguridad pública, en defensa de la vida humana o por emergencias, pero ahora también se incluyen motivos de orden público para intervenir cualquier infraestructura, recurso asociado o nivel de la red.

Lo llamativo del decreto es que no se especifica en ningún punto a Cataluña. De hecho, el decreto modifica otras leyes como la de Telecomunicaciones para permitir intervenir "cualquier infraestructura, recurso asociado o elemento o nivel de la red". Una descripción que va más allá del simple cierre de dominios.

Así queda ahora la modificación de la Ley 9/2014, de 9 de mayo, General de Telecomunicaciones:

 

"El Gobierno, con carácter excepcional y transitorio, podrá acordar la asunción por la Administración General del Estado de la gestión directa o la intervención de las redes y servicios de comunicaciones electrónicas en determinados supuestos excepcionales que puedan afectar al orden público, la seguridad pública y la seguridad nacional. En concreto, esta facultad excepcional y transitoria de gestión directa o intervención podrá afectar a cualquier infraestructura, recurso asociado o elemento o nivel de la red o del servicio que resulte necesario para preservar o restablecer el orden público, la seguridad pública y la seguridad nacional"

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que fue una medida electoral del PSOE, está claro que solo se hizo como propaganda electoral y ahora los derechos de los ciudadanos quedan desprotegidos, mientras no se infrinja la ley, aparentemente no pasaría nada, pero la potestad de actuar del Gobierno siempre estaría ahí, son unos poderes demasiado amplios y queda a la discreción del ejecutivo emplearlos a su antojo sin control o supervisión judicial.

 

 

Con esta Ley el Gobierno podría cerrar de manera exprés servicios digitales que creen "graves problemas económicos" o promuevan acciones que "alteren el orden público" utilizando términos abstractos como orden público, seguridad pública o seguridad nacional como supuestos de habilitación, supone al final crear un marco de inseguridad jurídica para el ciudadano. Además, se utilizó Cataluña y el independentismo como motivo para la creación de este Decreto Ley, pero el ámbito de aplicación no se limita a estos intentos de crear una República digital lo que al final supone una grave injerencia en los derechos de todos los ciudadanos.

Regresar al inicio