El portugués Cristiano Ronaldo hace de su cuerpo una fuente de dinero inagotable y es por eso que está pendiente de él hasta el mínimo detalle.Dicen que  una de las figuras más reconocidas de este deporte ha pasado en varias ocasiones por el quirófano, debemos añadir que hay que tener una buena base porque las operaciones de estética ayudan a corregir algunas cosas pero no hacer milagros.  El ex Manchester United dejó atrás esa cara con piel de acné propia de la adolescencia, corrigió sus dientes desiguales gracias a la ortodoncia y se convirtió en el sex-symbol que es hoy. Además se sometió a una lipoescultura que favoreció que se le marque más el abdomen.

Los años le sientan bien a Cristiano Ronaldo ¿no crees?
Regresar al inicio