Los puntos públicos de recarga son escasos, pocas gasolineras los tienen aún y recargar u coche eléctrico en ellos sale más caro que usar diesel o gasolina.

Punto de recarga vehículos eléctricos en un centro comercial

Punto de recarga vehículos eléctricos en un centro comercial

El Gobierno se ha lanzado de cabeza a electrificar el parque móvil español a pesar de que no existe aún la infraestructura necesaria ni la red eléctrica está preparada para soportar el aumento que supondrá eliminar los motores diesel y gasolina de nuestras carreteras.

 

El coche eléctrico es el futuro ya sea híbrido o enchufable cada vez cuenta con más argumentos para ser la próxima compra de cualquier conductor, pero es necesaria una infraestructura de recarga de acceso público además de la actual red de gasolineras, es necesario que aumenten la capacidad de sus baterías para realizar viajes largos y deberemos cambiar nuestro modo de afrontar los viajes pues ahora hacer un viaje digamos de Barcelona a Almería se alargaría unas cuantas horas por culpa de las paradas para recargar las baterías.

 

¿Cuanto van a durar las recargas gratuitas? Poco, muy poco.

Ahora es bastante normal que haya cargadores en grandes superficies, hoteles o zonas comerciales en los que se puede recargar de manera gratuita un coche eléctrico mientras se hace la compra o dura la estancia, pero son muy pocas plazas y ¿que hacer cuando llegas y todas las plazas están ocupadas?, un coche eléctrico no “reposta” en unos minutos como uno de combustión y pueden ser horas de espera mientras el dueño lo retira, sucede lo mismo en los escasos puntos de recarga que existen en la calle, supón que llegas casi sin batería y está recién ocupado o que el dueño lo ha dejado y no piensa recogerlo hasta dentro de 4 o 5 horas o en el peor de los casos al día siguiente.

 

Cuando comience a crecer el parque de vehículos eléctricos habrá verdaderos problemas para recargarlos en las calles.

 

No todo el mundo dispone de un garaje para su coche que es la única forma de abaratar algo el precio de recargar un vehículo eléctrico.

 

Si tienes un garaje, lo tienes mucho más fácil y en principio te será algo más económico que un vehículo con motor de combustión si eliges bien la tarifa eléctrica, recargas solo a las horas en que la energía sea más barata y si tienes un sistema de carga eficiente. Un usuario medio podría conseguir un precio de 0,12 €/kWh, lo que nos daría un coste de 2,16 € a los 100 kilómetros con un consumo de 18 kWh/100 Km en un coche eléctrico tipo Nissan Leaf.

Pero la mayoría de los automovilistas no disponen de una plaza de garaje y en garajes comunitarios tendrán que hacer inversiones y reformas para poder instalar varias estaciones de recarga, si varios propietarios deciden poner su propio sistema de recarga habrá que cambiar la instalación para que pueda soportar la demanda.

 

Es imprescindible una red de carga pública capaz de soportar la cantidad de vehículos que se pretende y eso supone una gran inversión y planificación sobre como por poner un ejemplo, se evita que haya conductores que dejen su vehículo en los puntos de recarga horas y horas con el vehículo ya cargado impidiendo a otros poder hacer lo propio.

 

A día de hoy la red de puntos de recarga en España es ridícula y es bastante complicado planificar un viaje largo por la península con un vehículo eléctrico condicionando nuestra ruta los puntos de recarga en los que poder repostar haciéndonos desviarnos de nuestro itinerario en muchas ocasiones decenas de kilómetros para poder repostar, además del tiempo que esta operación conlleva, por ejemplo, si tienes un Tesla, en un supercharger con 30 minutos de carga consigues una autonomía de 270 kilómetros. En puntos de carga de hasta 22 kW, la batería de un Model S se cargaría en unas 4.5 horas.

Además, tienes que estudiar cada punto de recarga para conocer la compatibilidad de tu vehículo con sus conectores, las posibilidades de pago que permite y la disponibilidad del mismo.

En estos momentos lo más parecido que existe en España a esta idea de red de carga rápida de acceso público son las redes de Ibil y Tesla (Supercharger), aunque la última solo ofrece acceso para los clientes de la marca. Próximamente Ionity tiene grandes planes, no solo en España, sino en toda Europa pues planea poner en marcha unos 400 puntos antes de 2020. Endesa X por su parte ha prometido instalar 8.500 puntos de recarga de acceso público de aquí a 2023, Iberdrola promete 200 puntos de carga rápida para 2019 en las principales autovías y y autopistas y el Gobierno planea obligar a las gasolineras españolas a instalar puntos de recarga.

 

 

¿Cuánto cuesta recargar hoy en la calle?

 

A día de hoy recargar un coche eléctrico en la calle supera bastante el coste por kilómetro de un coche diésel y el coste sube cuanto mayor potencia ofrezca el punto de carga.

Recargar un coche eléctrico en la vía pública nos va a costar entre los 0,3 y 0,5 €/kWh dependiendo de la red, el protocolo de carga y la forma de pago. Es un precio muy superior a la tarifa de casa. Cuesta entre 5,4 y 9 euros cada 100 kilómetros lo que supone un coste muy superior al coste de moverse en un coche con motor diésel o gasolina equivalente.

 

No parece ser una buena inversión comprar un coche eléctrico hoy si no tienes un garaje en casa.

Regresar al inicio