Algunos dueños de perros buscan mejorar la apariencia de sus mascotas y para ello han optado realizarles otectomía (corte de orejas) o caudectomía (amputación en la cola).

Los perros de razas:  bóxer, dóberman, rottweiler, pitbull, schnauzer, pinscher, terrier, chihuahua y poodle entre otros, son algunas de las razas que sufren este tipo de intervenciones estéticas.

Expertos en el tema consultados  concluyeron que cuando se somete a una mascota a estas cirugías, no es más que una práctica indolente. Es una amputación innecesaria que se le hace al perro. Solo se avalaría por enfermedades que requieran de este procedimiento.

"Los perros que pasan por estas cirugías sufren en cierta manera un desequilibrio:   son propensos a sufrir enfermedades como hernia perineal y neuropatías”, explican los expertos.

Según Edwin Fernando Buriticá, veterinario de la Universidad del Tolima, cortar un segmento de la cola o las orejas es como hacer una amputación de un tejido no necesariamente funcional, pero que sería contraproducente.

Una de las consecuencias al realizar una otectomía, puede ser que los perros sean más propensos a padecer algún tipo de bacteria generando posibles infecciones.

Cortarle la cola a su mascota no es un asunto estético, es un acto de crueldad
Regresar al inicio