En Salitja (Gerona), sus más de 300 habitantes jamás podrá olvidar que un día como hoy viernes una de sus vecinas ha matado a sus dos niñas, de cinco y seis años de edad, y luego ha intentado suicidarse arrojándose contra un camión. No consiguió su propósito de inmediato pero la mujer, de 39 años, ha muerto horas después en el hospital a consecuencia de las graves heridas.

Los investigadores han dado, además, durante una inspección ocular, con una azada que podría ser el arma con el que la mujer acabó con la vida de sus dos hijas.

Los Mossos d’Esquadra lo tienen claro,  «el escenario no deja ningún tipo de duda» sobre el parricidio, ha explicado a los medios el jefe del área de investigación criminal de los Mossos en Gerona, Carles Martínez. Los investigadores han dado, además, durante una inspección ocular, con una azada que podría ser el arma con el que la mujer acabó con la vida de sus dos hijas. Fue el padre el que dio la voz de alarma llamando al teléfono de emergencias 112. Y es que cuando llegó a su casa de Salitja, en el municipio de Vilobí d’Onyar, se encontró con los cadáveres de sus dos pequeñas con evidentes signos de violencia, según han explicado fuentes policiales.

Un helicóptero la evacuó, en estado crítico, hacia el Hospital Trueta de Gerona. Allí los médicos la operaron de urgencia pero no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Acabó muriendo a las pocas horas a consecuencia de las graves heridas sufridas en el impacto con el camión. A raíz del suceso, dos carriles de esta vía principal de comunicación por carretera de España con Francia tuvo que permanecer cortada durante un buen rato hasta que por fin se pudo restablecer la circulación.

El padre de las víctimas, que fue quien se encontró con los cuerpos de sus dos hijas  con evidentes signos de haber sido asesinadas, tuvo que recibir atención psicológica por parte de los servicios sanitarios del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Una madre mata a sus dos hijas en Gerona y se suicida lanzándose contra un camión
Regresar al inicio