Causas

Síntomas

Diagnóstico

Tratamiento

Perspectiva

 

Visión general

 

Las articulaciones son las partes de nuestro cuerpo donde se unen los huesos. Las articulaciones permiten que los huesos de nuestro esqueleto se muevan y realicemos actividades cotidianas y necesarias como agarrar, andar, mover la cabeza, etc.

 

Las articulaciones son:

 

Espalda

Caderas

Codos

Rodillas

Hombros

Dedos

Tobillos

Muñecas

 

 

El dolor en las articulaciones engloba dolores y molestias en cualquiera de las articulaciones del cuerpo, siendo el dolor articular es una queja muy común aunque por lo general no requiere tratamiento hospitalario más allá de algo de reposo y algún analgésico suave.

 

Pero en ocasiones el dolor en las articulaciones es algo más y puede ser resultado de una enfermedad o lesión como por ejemplo la artritis que es una causa común de dolor en las articulaciones, pero también puede deberse a otras condiciones o factores.

¿Qué causa el dolor en las articulaciones?

 

Artritis

Una de las causas más comunes de dolor en las articulaciones es la artritis. Las dos formas principales de artritis son la osteoartritis (OA) y la artritis reumatoide (AR).

 

Según el American College of Rheumatology , la osteoartritis es más común en adultos mayores de 40 años, progresa lentamente y tiende a afectar las articulaciones de uso común como:

 

Muñecas

Manos

Caderas

Rodillas

 

El dolor en las articulaciones debido a la osteoartritis se produce por la rotura del cartílago que sirve como amortiguador en las articulaciones.

 

La segunda forma más común de artritis es la artritis reumatoide que afecta más a mujeres que a hombres.

 

La artritis reumatoide puede deformar y debilitar las articulaciones con el tiempo, además causa dolor, inflamación y acumulación de líquido en las articulaciones a medida que el sistema inmunitario del cuerpo ataca la membrana que recubre las articulaciones.

 

Otras causas

 

El dolor articular puede ser causado por:

 

Bursitis o inflamación de las almohadillas de amortiguación alrededor de las articulaciones

Lupus

Gota

Ciertas enfermedades infecciosas, como paperas , influenza y hepatitis

Condromalacia de la rótula o una ruptura del cartílago en la rótula

Una herida

Tendinitis o inflamación del tendón

Infección del hueso o articulación

Uso excesivo de una articulación

Cáncer

Fibromialgia

Osteoporosis

Sarcoidosis

Raquitismo

¿Cuáles son los síntomas del dolor articular?

 

En algunos casos el dolor en las articulaciones hará necesario que consulte a un médico, sobre todo si no conoce la causa de su dolor en las articulaciones y experimenta otros síntomas que no puede explicar.

 

También debe consultar a un médico si:

 

El área alrededor de la articulación está hinchada, roja, sensible o tibia al tacto.

El dolor persiste por tres días o más.

Tiene fiebre pero no tiene otros signos de gripe.

 

En los siguientes casos debe acudir a urgencias para que le diagnostiquen y traten los antes posible:

 

Si ha experimentado una lesión grave.

La articulación parece deformada.

La hinchazón de la articulación ocurre de repente.

La articulación está completamente inmóvil.

Tiene dolor articular severo.

 

 

¿Cómo se diagnostica el dolor articular?

 

Su médico le realizará un examen físico y le hará una serie de preguntas sobre su dolor en las articulaciones para reducir las posibilidades y encontrar la causa.

 

Puede que sea necesario realizar una radiografía para identificar el daño articular relacionado con la artritis.

 

Si su médico sospecha que hay otra causa, puede pedir un análisis de sangre para detectar ciertos trastornos autoinmunes. También puede solicitar una prueba de velocidad de sedimentación para medir el nivel de inflamación en el cuerpo o un recuento sanguíneo completo.

 

 

 

¿Cómo se trata el dolor en las articulaciones?

 

Tratamiento en casa

Tanto la osteoartritis como la artritis reumatoide son afecciones crónicas y actualmente no hay un tratamiento disponible que elimine por completo el dolor articular asociado con la artritis, pero hay formas de controlar el dolor:

 

Puede ayudarle usar analgésicos tópicos o tomar antiinflamatorios no esteroideos para reducir el dolor, la hinchazón y la inflamación.

Mantenga la actividad física y siga un programa de mantenimiento físico centrado en el ejercicio moderado .

Haga estiramientos antes de hacer ejercicio para mantener un buen rango de movimiento en sus articulaciones y evitar dolorosas lesiones.

Mantenga su peso corporal dentro de un rango saludable . Esto disminuirá el estrés en las articulaciones.

Si su dolor no se debe a la artritis, puede intentar tomar un medicamento antiinflamatorio sin receta, recibir un masaje , tomar un baño tibio, estirarse con frecuencia y descansar lo suficiente.

 

Tratamiento médico

Sus opciones de tratamiento dependerán de la causa del dolor. En algunos casos, su médico necesitará extraer líquido acumulado en el área de la articulación para detectar infecciones, gota u otras posibles causas del dolor en las articulaciones. También podría recomendarle recurrir a la cirugía para reemplazar la articulación dañada.

 

Otros métodos de tratamiento no quirúrgicos podrían incluir cambios en el estilo de vida o medicamentos que potencialmente pueden hacer que su artritis reumatoide entre en remisión . En el caso de la AR, su médico primero abordará la inflamación. Una vez que la AR entre en remisión, su tratamiento médico se centrará en controlar su condición para evitar brotes.

 

 

¿Cuál es la perspectiva para las personas con dolor en las articulaciones?

 

El dolor en las articulaciones a menudo es el resultado del daño que se produce por el desgaste normal. Sin embargo, también puede ser un signo de una infección o una AR potencialmente debilitante.

 

Debería ver a su médico si tiene dolor articular inexplicable, especialmente si no desaparece por sí solo después de unos días. La detección y el diagnóstico tempranos pueden permitir un tratamiento efectivo de la causa subyacente de su malestar.


 

Regresar al inicio