Las parroquias españolas se encuentran al borde de la quiebra por la falta de aportaciones de los fieles a los cepillos de las iglesias, calculan que van a perder unos 255 millones de euros por culpa del coronavirus.

 

La pandemia mundial por el COVID-19 ha obligado a cerrar todas las iglesias y a dejar de celebrar bodas, bautizos, funerales y seguramente la campaña de las comuniones en mayo se verá también suspendida.

Esto ha llevado a una caída en picado de los ingresos que la iglesia recibía por cada celebración y a través de las donaciones que los fieles hacían en los cepillos de los templos.

La Conferencia Episcopal en su Memoria de Actividades reconoce que sus 23.000 parroquias en España recaudan unos ingresos de 300 millones de euros entre colectas, donaciones y legados. Eso era antes de la pandemia mundial por coronavirus, con el parón actual la Iglesia calcula que van a dejar de ingresar unos 255 millones de euros al descontar loo 45 millones de euros que reciben por suscripciones online.

 

Sin estos donativos muchas parroquias van a quedar abocadas al desastre al ver reducidos sus ingresos en un 85%.

A pesar de esta pérdida de ingresos la Iglesia no ha recortado su actividad, siguen pagando todos los gastos y sueldos de los curas y continúa con su actividad atendiendo a mucha gente, sobre todo a los más vulnerables en estos momentos difíciles.

La intención es potenciar la plataforma 'Dono a mi Iglesia', que busca facilitar las donaciones y suscripciones online para que no se llegue a situaciones tan precarias como la actual en el futuro y permitir la tan ansiada autofinanciación de la Iglesia.

 

Según fuentes episcopales este año van posponer la campaña “Xtantos” que pide a los ciudadanos que marquen la casilla de la Iglesia en la declaración de la Renta para pedir que se done directamente a Cáritas para paliar los efectos de la pandemia en los más desfavorecidos".

 

Las parroquias españolas en quiebra por el coronavirus, calculan que van a perder 255 millones del cepillo
Regresar al inicio