Suiza aprobó mediante un referéndum en noviembre de 2018 una nueva ley que permite a cualquier aseguradora, pública o privada de cualquier ámbito, desempleo, salud, invalidez, accidentes o pensiones contratar detectives privados para vigilar a sus asegurados sin necesidad de autorización judicial si sospechan que les está defraudando.

Detectives privados a sueldo del Estado para cazar a los que se aprovechan de las ayudas sociales

El gobierno suizo afirma que esta ley es fundamental para frenar el fraude a los seguros y mantener bajos los precios de estos.

Lo más llamativo es que Suiza tiene unas cifras de fraude mínimas, el porcentaje de abuso en los seguros es menor del 1% así que la creación de estos detectives sociales responde más a la cultura suiza que penaliza la picaresca que a una razón económica. En Suiza, aprovecharse del sistema está muy mal visto por pequeño que sea el fraude y como demostraron en el referéndum para aprobar esta ley están dispuestos a dejarse vigilar pues como dicen, si no tienes nada que ocultar, no tienes nada que temer.

Los ciudadanos suizos son muy sensibles al tema de la honestidad. Comparado con el resto del mundo, en el país helvético muy poca corrupción. En Suiza, la gente entiende que los que abusan de la seguridad social ponen en peligro a todo el sistema. Son un auténtico riesgo para los asegurados que realmente necesitan el dinero y no ven ningún problema en perseguir a los defraudadores.

 

 

 

 

 

 

 

 

El salario medio en Suiza es de 78.708€ al año, es decir 6.559 euros al mes, si hacemos el cálculo suponiendo 12 pagas anuales. Si un trabajador queda en situación de desempleo el seguro le paga un 70% de su salario, lo que teniendo en cuenta el dato anterior serían 4.591 euros al mes, una cantidad muy suculenta para ciudadanos (sobre todo extranjeros) con menos integridad que tras registrarse en la oficina de empleo solo tienen que asistir a algunas entrevistas en Suiza y presentar su candidatura a trabajar en unas cuantas empresas al mes que, por supuesto no le vayan a contratar. Esto se ha puesto mucho más difícil pues gracias a esta ley un detective contratado por el Estado puede seguir a estas personas y grabarlas en la vía pública o en el jardín de su casa sin necesidad de autorización judicial para demostrar que no están buscando empleo de forma activa y por tanto están cometiendo un fraude.

 

El mismo método se puede utilizar cuando se sospeche que un asegurado esté fingiendo una enfermedad o lesión para cobrar el seguro de enfermedad.

 

 

¿Como verías aplicar esta ley en España?

Regresar al inicio