• Evite la soja y el maíz genéticamente moficados (GM), los cuales ya han demostrado reducir la fertilidad en los animales.
  • En un esfuerzo por reducir la población de mosquitos, se modifican genéticamente con un gen diseñado para matarlos, a menos de que se les haya suministrado un antibiótico conocido como tetraciclina. Por lo tanto, las crías de los mosquitos GM morirán antes de llegar a la edad adulta
  • La ingeniería genética (IG) de plantas y animales está en su apogeo. Por ello, prácticamente TODOS los alimentos procesados y las bebidas contienen al menos un ingrediente transgénico. Los alimentos de origen animal también se ven afectados, como la carne y el huevo, ya que el ganado criado de forma convencional generalmente se alimenta con transgénicos; cuyas toxinas tienden a bioacumularse en el animal
  •  
  • Qué pasará cuando comencemos a reemplazar cada vez más las formas de vida naturales por sus versiones transgénicas? Con base en la mejor evidencia disponible, los resultados finales serán menos que ideales para la sobrevivencia humana
  • Los estudios con animales han relacionado los cultivos transgénicos con una amplia variedad de problemas de salud, desde respuestas inmunes anormales y daños a los órganos, hasta problemas en los machos y hembras. El glifosato, el ingrediente activo de Roundup, utilizado en dosis altas sobre los cultivos transgénicos RoundupReady, también ha sido relacionado con problemas de fertilidad en ratas macho y hembra, además de una disminución del 35 % en los niveles de testosterona, en niveles de glifosato que de otra forma no serían tóxicos

La soja y el maíz genéticamente modificados (GM) ya han demostrado reducir la fertilidad en los animales, y el glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto, que se ha utilizado ampliamente en los cultivos transgénicos, también ha mostrado alterar la fertilidad.

Por ejemplo, las ratas hembra alimentadas durante 15 meses con soya transgénica (Roundup Ready) han mostrado cambios significativos en el útero y en el ciclo reproductivo, en comparación con aquellas alimentadas con soya orgánica o ratas criadas sin soya.

De acuerdo con los investigadores, si las mujeres experimentan cambios similares en el recubrimiento del útero y niveles hormonales alterados, esto podría aumentar el riesgo de la menstruación retrógrada, en la cual el flujo menstrual viaja de regreso hacia el cuerpo, en vez de a través del útero. Esto puede causar una enfermedad conocida como endometriosis, que puede ocasionar infertilidad.

El trastorno también puede producir dolor pélvico y en la pierna, problemas gastrointestinales, fatiga crónica y una amplia variedad de otros síntomas. Los frijoles de soya transgénicos se llaman Roundup Ready (el peligroso glisofato de Monsanto)

Contienen un gen bacterial que permite que la planta sobreviva una dosis del herbicida Roundup que generalmente sería mortal. Aunque el rocío no mata la planta, su ingrediente activo, el glifosato, se acumula en los granos mismos, y posteriormente es consumido por los humanos y los animales.

Hay tanto glifosato en los frijoles de soja transgénicos, que cuando entraron al mercado ¡Europa tuvo que aumentar 200 veces sus niveles de residuo permitidos!

La proteína de chícharo transgénico causó daños pulmonares en ratones

Las crías de las ratas alimentadas con soya transgénica mostraron cinco veces más mortalidad, menor peso al nacer y la incapacidad de reproducirse.

Las papas transgénicas podrían causar cáncer en las ratas.

Los ratones macho alimentados con soya transgénica tuvieron daños en las células espermatozoides jóvenes.

Las bacterias en su intestino pueden absorber el ADN de los alimentos transgénicos

Las crías embrionarias de los ratones alimentados con soya transgénica tuvieron alteraciones en el funcionamiento del ADN.

Los alimentos transgénicos ocasionan daños significativos en los órganos de las ratas y ratones, específicamente en los riñones, hígado, corazón y bazo.

Varios ganaderos en Estados Unidos reportaron esterilidad o problemas de fertilidad entre los cerdos y vacas alimentadas con variedades de maíz transgénico.

El maíz Bt causó una amplia variedad de respuestas inmunes en los ratones, comúnmente relacionadas con enfermedades como artritis, enfermedad de Lou Gehrig, osteoporosis y enfermedad inflamatoria del intestino.

Investigadores en India han documentado problemas de fertilidad, abortos, nacimientos prematuros y otros problemas graves de salud, como muertes, entre los búfalos alimentados con productos de semilla de algodón transgénica.

Soja y maíz transgénicos: niéguese a consumir estos alimentos, podrían destruir sus órganos reproductivos
Regresar al inicio