El tajine , tajín o tayin es un utensilio o herramienta usado en cocina y característico de la zona del Magreb o norte de África. Es un recipiente de barro cocido que se compone de dos partes; el plato que tiene una altura reducida y la tapa que siempre tiene forma cónica.

 El tajín es el nombre del recipiente y este mismo nombre es el que se usa para designar los platos cocinados en él, así tendremos tajine de verduras,  de cordero, tajine de pollo o tajine de cous cous con frutos secos, por ejemplo.

El diseño del tajine tiene una función muy inteligente cuyo fin es  la reducción del gasto energético y una cocción suave que tendrá como resultado platos jugosos y deliciosos.

Antes de cocinar hay que proceder al curado del tajine. Este es un proceso que únicamente se hace una vez, no te preocupes, no es necesario realizarlo cada vez que queramos cocinar con él.

 

¿Cómo curamos el tajine? 

1. Dejar una noche entera la tapa y el plato del tajine en agua

2. Al otro día seca muy bien el tajine con la ayuda de un paño seco o papel absorbente

3. Cuando esté seca, unta completamente con aceite con ayuda de papel o un paño.

4. Con el horno frío, mete el tajine en el horno y enciéndelo a 150ºC aproximadamente dejando que vaya subiendo de temperatura de forma progresiva. Cocemos durante una hora y media.

5. Dejamos que se enfríe de forma pausada dentro del horno y cuando esté totalmente frío ya podemos comenzar a cocinar con el tajine

Después de curar el tajine ya puedes empezar a cocinar, añade los ingredientes dentro, al principio ponlo a fuego vivo para que se doren las verduras o la carne, luego baja a fuego medio, incluso a fuego lento para que salga más jugoso, tapar y esperar el tiempo necesario, puedes apagar el fuego y dejar reposar, pudiendo servir la comida en el mismo tajine, que además de ser un gran utensilio es también un hermoso elemento decorativo. 

 

Qué es un tajine y cómo cocinar en un tajine marroquí
Qué es un tajine y cómo cocinar en un tajine marroquí
Regresar al inicio