Nadie quiere contratiempos durante un viaje y al igual que preparamos el equipaje con la ropa adecuada, la cámara con baterías y tarjetas de memoria hemos de tener en cuenta que podemos sufrir una contingencia médica y es mejor estar prevenidos.

Viajar se ha convertido en una parte muy importante de nuestras vidas, ya sea por trabajo o por placer cada vez nos movemos más por el mundo y podemos viajar a países lejanos en solo unas horas para conocer otras culturas, entornos y paisajes.

 

Lo último que debemos pensar al programar o emprender un viaje es en que algo puede salir mal y podemos caer enfermos o sufrir un accidente y ver como una experiencia maravillosa se convierte en una pesadilla por no haber sido previsores.

Es verdaderamente sorprendente comprobar cuánta gente emprende un viaje a otro país sin un seguro de viaje y tenemos que reconocer que nosotros también hemos cometido esa imprudencia en el pasado y aprendimos por las malas que es algo imprescindible ir debidamente preparados ante posibles incidencias.

 

Si viajamos dentro de Europa la Tarjeta Sanitaria Europea nos librará de cualquier gestión administrativa y coste económico de cualquier asistencia médica que podamos necesitar. Eso si, debemos solicitarla un mes antes de iniciar nuestro viaje y estaremos cubiertos en cualquier país europeo exactamente igual que uno de sus ciudadanos. Es decir, que en algunos casos, deberemos asumir una cantidad fija o un porcentaje de los gastos derivados de la asistencia sanitaria, en igualdad de condiciones con los asegurados del Estado al que hayamos viajado. Estos gastos no los reintegra la Seguridad Social.

Pero si además cuentas con un seguro de viaje, este te cubrirá absolutamente todos los gastos que te pueda ocasionar una enfermedad o un accidente durante tu viaje, la atención médica que puedas necesitar, hospitalización, operaciones …, todo lo que puedas necesitar y esto da una gran tranquilidad, sobre todo cuando sabes que en Estados Unidos una operación de apendicitis cuesta una media de 30.000 dólares, unos 27.000 euros a los que habría que añadir el tiempo de hospitalización (4.300 dólares por día, unos 3.800 euros), la estancia de tus acompañantes y sus gastos, los desplazamientos que tengan que hacer, el cambio de billetes… Lo que suele ser un viaje maravilloso puede convertirse en un mal trago si no estás cubierto.

 

En muchos países debería ser algo obligatorio, de hecho algunos hasta lo exigen para darte el visado de entrada y hemos puesto Estados Unidos como ejemplo, pero un seguro de viaje es muy útil que cualquier país. No solemos ser conscientes ni es algo que tengamos en cuenta antes de iniciar un viaje el coste de la atención médica en determinados países.

Pero si además cuentas con un seguro de viaje, este te cubrirá absolutamente todos los gastos que te pueda ocasionar una enfermedad o un accidente durante tu viaje, la atención médica que puedas necesitar, hospitalización, operaciones …, todo lo que puedas necesitar y esto da una gran tranquilidad, sobre todo cuando sabes que en Estados Unidos una operación de apendicitis cuesta una media de 30.000 dólares, unos 27.000 euros a los que habría que añadir el tiempo de hospitalización (4.300 dólares por día, unos 3.800 euros), la estancia de tus acompañantes y sus gastos, los desplazamientos que tengan que hacer, el cambio de billetes… Lo que suele ser un viaje maravilloso puede convertirse en un mal trago si no estás cubierto.

 

En muchos países debería ser algo obligatorio, de hecho algunos hasta lo exigen para darte el visado de entrada y hemos puesto Estados Unidos como ejemplo, pero un seguro de viaje es muy útil que cualquier país. No solemos ser conscientes ni es algo que tengamos en cuenta antes de iniciar un viaje el coste de la atención médica en determinados países.

 

Así, por ejemplo, mientras en España el coste/día de un hospital es de algo menos de 450 euros por día, en Francia es de 755 euros, en Chile de 850 euros, y en Australia, casi 1.325 euros por día.

 

El caso más extremo es el de Estados Unidos, 3.800 euros, por lo que una incidencia de salud sin necesidad de ser de gran gravedad, supone un coste económico prácticamente inasumible para muchas personas.

 

Viendo estos datos contar con un buen seguro de viaje se hace imprescindible incluso dentro de Europa pues con este tipo de seguro tendremos la tranquilidad de saber que contaremos con la mejor atención sanitaria y cobertura en nuestros viajes y son muchos más amplias que la mera asistencia sanitaria.

Seguros de viaje, algo imprescindible

Además de la asistencia sanitaria es imprescindible contar con otras coberturas en tu seguro de viaje, por ejemplo:

 

La cobertura de repatriaciones te cubre la posible necesidad de una repatriación tras una incidencia sanitaria, con esta cobertura tendrás cubiertos todos los gastos que se generen para que puedas regresar a tu hogar.

La compañía te atenderá para organizar la repatriación en caso de urgencia o imposibilidad de moverte por tu cuenta, o cubrirá los gastos que genera la necesidad de hacer el viaje de regreso en fechas diferentes a las que tenías previstas.

 

Además un seguro de viaje cubre el desplazamiento de un familiar al lugar donde te encuentras para que te acompañe en esos momentos.

 

Cancelación del viaje

Se puede dar el caso de tener que cancelar el viaje pues nunca se sabe si puede surgir algún inconveniente que nos obligue a hacerlo.

En cuanto tengas claro cuáles son las fechas concretas de salida y regreso de tu viaje de turismo, es el momento de contratar tu seguro, pues de este modo ya tendrás cubiertos todos los posibles problemas que surjan.

 

Seguro adaptado a tu viaje

A la hora de elegir y contratar tu seguro de viaje también es imprescindible que este sea adecuado al tipo de viaje que vas a hacer.

 

No es lo mismo un viaje de turismo para ver monumentos, que un viaje en el que vas a practicar actividades deportivas como el esquí, la bicicleta de montaña o el surf, o un viaje en un crucero.

 

Por ello se hace imprescindible buscar el seguro que te cubra las circunstancias excepcionales o las peculiares características del viaje que vayas a realizar.

 

Asimismo es básico que la cobertura económica sea la adecuada para el país al que vas a viajar.

 

No es lo mismo asegurar un viaje a Francia que a Estados Unidos.

 

Otros aspectos a tener en cuenta

A la hora de elegir el seguro de viaje, hay otros aspectos que también has de tener en cuenta.

Por ejemplo, asegurarte de que en caso de necesidad de repatriación o desplazamiento de un familiar los gastos están cubiertos en su totalidad.

O que si necesitas utilizar el seguro, no tengas que adelantar los gastos, cuyo importe a lo peor no te es fácil disponer.

Es importante también que la central de asistencia del seguro contratado se encuentre en España y te atienda en español.

Aunque de entrada puedas pensar lo contrario, el coste de un seguro de viaje es ridículo teniendo en cuenta los riesgos que te cubre.

 

Si, como es nuestro caso, viajas en muchas ocasiones a lo largo del año, cabe contemplar la contratación de un seguro de viaje anual que te cubre durante los 365 días del año, y de esta forma te evitas tener que contratar el seguro en cada caso.

Otro aspecto muy importante para tener en cuenta que leer bien las exclusiones y condicionantes que plantee la compañía con la que pienses contratarlo, pues es básico que a la hora de la verdad no te encuentres con recortes en la atención que necesitas.

Seguro adaptado a tu viaje

A la hora de elegir y contratar tu seguro de viaje también es imprescindible que este sea adecuado al tipo de viaje que vas a hacer.

 

No es lo mismo un viaje de turismo para ver monumentos, que un viaje en el que vas a practicar actividades deportivas como el esquí, la bicicleta de montaña o el surf, o un viaje en un crucero.

 

Por ello se hace imprescindible buscar el seguro que te cubra las circunstancias excepcionales o las peculiares características del viaje que vayas a realizar.

 

Asimismo es básico que la cobertura económica sea la adecuada para el país al que vas a viajar.

No es lo mismo asegurar un viaje a Francia que a Estados Unidos.

 

Otros aspectos a tener en cuenta

A la hora de elegir el seguro de viaje, hay otros aspectos que también has de tener en cuenta.

Por ejemplo, asegurarte de que en caso de necesidad de repatriación o desplazamiento de un familiar los gastos están cubiertos en su totalidad.

O que si necesitas utilizar el seguro, no tengas que adelantar los gastos, cuyo importe a lo peor no te es fácil disponer.

Es importante también que la central de asistencia del seguro contratado se encuentre en España y te atienda en español.

Aunque de entrada puedas pensar lo contrario, el coste de un seguro de viaje es ridículo teniendo en cuenta los riesgos que te cubre.

 

Si, como es nuestro caso, viajas en muchas ocasiones a lo largo del año, cabe contemplar la contratación de un seguro de viaje anual que te cubre durante los 365 días del año, y de esta forma te evitas tener que contratar el seguro en cada caso.

Otro aspecto muy importante para tener en cuenta que leer bien las exclusiones y condicionantes que plantee la compañía con la que pienses contratarlo, pues es básico que a la hora de la verdad no te encuentres con recortes en la atención que necesitas.

Seguros de viaje, algo imprescindible

Contratar el mejor seguro de viaje

Para contratar tu seguro de viajes hay varias compañías que te lo pueden facilitar. Y por supuesto, ¡ojalá no tengas que utilizarlo nunca!

 

ALLIANZ

 

Una compañía con experiencia más que demostrada y presencia internacional que ofrece un Seguro de Viaje para vacaciones para viajes de menos de 3 meses en España y el extranjero que como principales coberturas cuenta con:

 

Gastos médicos extranjero: 200.000 euros.

Repatriación: Incluido

Equipaje: 1.200 euros.

Estancia en hotel: 1.500 euros.

 

Y todo desde solo 8 euros.

 

Puedes acceder a su página AQUÍ

Seguros de viaje, algo imprescindible

IATI seguros de viaje

 

IATI tiene seguros de viaje específicos para cada necesidad pudiendo escoger el que mejor se adapte a tus necesidades. Hay incluso uno para bloggers o estudiantes.

 

Te atienden las 24 horas en tu idioma en su central de asistencia y te devuelve el importe de las llamadas. También acepta llamadas a cobro revertido.

Se hacen cargo de las facturas directamente, sin que tengas que adelantar nada.

Asumen los costes de la asistencia que necesites desde el primer euro, sin franquicias.

 

Con esta compañía podemos asegurar un viaje de una semana por Europa a partir de unos 16 euros y contaremos con una cobertura de 30.000 euros para asistencia médica, repatriación, desplazamiento de un familiar, etc.

 

Puedes acceder a su página AQUÍ

InterMundial

 

Tiene una amplia gama de seguros de viaje adaptados a todas las necesidades. Puedes contratar un seguro para 5 días desde 8,02 euros con hasta 200.000 € en gastos médicos.

18 garantías de anulación (opcional).

Hasta 1.200 € en cobertura de equipajes.

Ampliación de deportes, etc.

 

Puedes acceder a su página AQUÍ

Seguros de viaje, algo imprescindible

ARAG

 

Tienen una amplia gama de seguros desde poco más de 6 euros.

 

Puedes acceder a su página AQUÍ

Seguros de viaje, algo imprescindible
Regresar al inicio