Una madre madrileña ha desatado la polémica al subir a su cuenta de Instagram un vídeo en el que le da de fumar a su hijo de apenas 11 meses. En el fragmento se advierte claramente cómo la madre le coloca entre los labios un cigarrillo encendido a su pequeño. 

El pequeño arroja el cigarrillo al suelo y luego su madre se lo coloca una vez más en la boca. Las reacciones en contra de esta actitud por parte de la madre han hecho que la mujer no tardase en reaccionar, emitiendo un mensaje de respuesta para tratar de justificar o explicar lo ocurrido.

La mujer se justifica diciendo que el pequeño siempre que ve un cigarrillo se tira sobre él. Que si ve a su padre fumando señala el cigarrillo. Entonces, la mujer tomó la decisión de dárselo para ver si le cogía asco.

Personalmente creo que una irresponsabilidad de este calibre no tiene excusa ninguna.

Una madre madrileña graba a su bebé de 11 meses fumando y lo sube a Instagram
Regresar al inicio