Investigadores descubren que el olor masculino en una pareja puede ayudar a reducir el estrés a la mujer.

Cómo influye el olor de los hombres en las mujeres

Una investigación de la Universidad de Columbia Británica (Vancouver, Canadá) ha descubierto que el olor masculino en una pareja puede ayudar a reducir los niveles de estrés en la mujer. La autora principal del estudio, Frances Chen, señala que "algo tan simple como llevar una prenda de vestir que usó su ser querido" podría tener aplicaciones prácticas.

El estudio ha sido publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology y señala que las mujeres se sienten más tranquilas tras estar expuestas al olor de su compañero, mientras que la presencia de un aroma proveniente de un extraño produce el efecto opuesto al elevar los niveles de cortisol, la hormona ligada al estrés.

Para llegar a tal conclusión, los expertos reclutaron a 96 parejas heterosexuales. A los hombres se les dio una camiseta que debían vestir durante 24 horas evitando el uso de desodorantes y otros productos perfumados además de no fumar o consumir alimentos que pudieran afectar su olor corporal. Las prendas fueron congeladas inmediatamente después para preservar el olor.

Las mujeres fueron oliendo prendas de ropa usadas por un extraño, por su pareja o sin usar al azar. Luego fueron sometidas a pruebas de estrés, describieron su estado de ánimo y se les midieron los niveles de cortisol. El estudio destaca que eligieron mujeres para oler las prendas de sus parejas porque suelen tener un olfato más agudo que el de los varones.

El estudio llegó a la conclusión de que las mujeres que olieron la camisa de su compañero sin saberlo se sentían menos estresadas antes y después de las pruebas, y aquellas que lograron identificar la fragancia de su pareja presentaron además niveles más bajos de la hormona en cuestión. Este fenómeno sugiere que los beneficios del aroma masculino son más fuertes cuando las mujeres saben lo que están oliendo.

Por el contrario, las mujeres que olieron el aroma de un desconocido mostraron niveles elevados de estrés durante todas las pruebas, los autores consideran que este resultado está ligado a ciertos factores evolutivos: "Desde una edad temprana, los humanos temen a los extraños, especialmente a los hombres extraños, por lo que es posible que un olor masculino no familiar desencadene la respuesta de lucha o huida que conduce a un aumento del cortisol"

Frances Chen, autora principal del estudio, señala que "algo tan simple como llevar una prenda de vestir que usó su ser querido" podría tener aplicaciones prácticas para ayudar a una persona a lidiar con situaciones de tensión cuando está lejos de él.

Regresar al inicio