¿De qué manera sientes que te ahogas?

Hay muchas formas en las que puedes sentir que te ahogas, las principales son las siguientes:

  • Te cuesta trabajo tragar saliva
  • De repente te falta el aire y sientes oprimido el pecho
  • Sientes que no puedes tragar agua, pastillas o comida
  • Sientes taquicardia y con esto, la respiración agitada y falta de aire
  • Te falta el aire al hablar
  • Sientes un bloqueo en tu garganta que te genera presión y dolor
  • Te obsesionas con pensar si puedes pasar saliva o no
  • Simplemente sientes que te ahogas

Uno de los principales avisos de que tienes altos niveles de estrés o ansiedad, es sentir que te ahogas. Esto puede ser por causas físicas o por emocionales, y hay varias cosas que te recomiendo hacer, aquí te dejo una guía bastante completa.

Existen tres fuentes principales de estrés y tensión que se acumulan, y que empiezan a alterar tu respiración o tu deglutación, estas son: 

  • tensión física (estar en posturas de tensión, descuidos físicos, apretar mucho tu cuerpo) 
  • tensión emocional (haber perdido un ser querido, acumular enojos y frustraciones)
  • tensión mental (tener muchas presiones, pensamientos negativos y estrés laboral)

1)  Di lo que sientes y piensas (de manera asertiva) en el momento que lo sientes o piensas, te ahorrarás de andar cargando enfados o tensiones todo el día.

2)  Haz una pausa entre actividad y actividad en la que salgas a tomar aire y recibir algunos rayos de sol, dejar pasar el momento previo y entrar renovado a la siguiente tarea.

3)  Cada vez que te acuerdes, haz un escaneo de tu cuerpo, suelta los puntos de tensión y relaja el estómago mientras respiras profundo, te ahorrarás de la tensión que se acumula en el día.

4) El cuerpo te indica a través de la ansiedad que hay algo que no has aceptado, porque estás enjuiciando a los demás, porque no has expresado lo que te molesta y por lo tanto has descuidado tus emociones. Conecta con tus emociones, desahógate, saca fuera lo que te hiere.

5) Haz ejercicios de respiración profunda, si te cuesta puedes empezar por relajar los músculos con estiramientos, baila o un paseo cerca de los árboles. 

 

¿Sientes que te ahogas?
Regresar al inicio