Cómo y cúando se revisa una incapacidad permanente

La revisión de una incapacidad permanente puede ser por agravamiento o por mejoría. Te explicamos en qué consiste el proceso.

¿Qué es la incapacidad permanente?

Incapacidad permanente es la situación del trabajador que, después de haber estado sometido a tratamiento médico, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral.

 

Esta situación se define por los siguientes indicadores:

 

-Provoca una alteración grave de la salud.

-Se puede determinar objetivamente por dictamen médico.

-Tiene relación con su capacidad residual para trabajar.

-Es de carácter previsiblemente permanente.

¿Quién declara la incapacidad permanente?

 

La incapacidad permanente la declara un tribunal especial denominado EVI (Equipo de Valoración de Incapacidades) después de un procedimiento que se inicia de oficio o a instancias del interesado.

 

Este tribunal después de evaluar los informes presentados y dar audiencia a las partes, envía un dictamen-propuesta a la Dirección Provincial del INSS, quien dictará resolución.

 

En dicha resolución se determina si hay lugar a la declaración de la incapacidad permanente y en qué grado:

 

-Parcial para la profesión habitual: Ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en el rendimiento para dicha profesión.

-Total para la profesión habitual: Inhabilita al trabajador para su profesión habitual pero puede dedicarse a otra distinta.

-Absoluta para todo trabajo: Inhabilita al trabajador para toda profesión u oficio.

-Gran invalidez: Cuando el trabajador incapacitado permanente necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida.

 

Además, en su caso, se establecerá, el plazo a partir del cual podrá revisarse la resolución sobre la incapacidad permanente.

La revisión de la declaración de Incapacidad Permanente

 

En la resolución sobre la incapacidad permanente debe constar la fecha a partir de la cual se podrá instar la revisión por agravamiento o mejoría de la situación del trabajador.

 

La fecha establecida vincula a todas las partes implicadas en la resolución; trabajador y Administración. El plazo para la revisión se cuenta desde el momento en que ésta es firme. De este modo, si la resolución se recurre ante los tribunales, entonces se entiende que el plazo debe contabilizarse desde la sentencia judicial.

 

Hay que tener en cuenta que, si la resolución judicial es la que reconoce la Incapacidad Permanente, entonces el INSS debe establecer posteriormente un plazo de revisión.

La revisión puede ser por por agravamiento o mejoría

 

Así, el hecho de que se fije la revisión está indicando que, aunque la Incapacidad se denomina como permanente, en ocasiones su duración esta limitada en el tiempo, dado que por mejoría es posible volver a la actividad laboral.

 

Por otro lado el agravamiento o la mejoría pueden dar pie a cambiar el grado reconocido de incapacidad permanente. En especial, se puede modificar la declaración inicial de total para la profesión habitual (que deja la opción de trabajar en otras actividades distintas), y la absoluta (que implica la incapacidad para cualquier trabajo).

El procedimiento de revisión

 

El procedimiento de revisión podrá basarse en el agravamiento o mejora, pero, también será posible en supuestos de error en diagnóstico y realización de trabajos por cuenta ajena o propia de trabajador. Se sigue un procedimiento similar al establecido para la declaración inicial de la incapacidad (mismo plazos y trámites)

Los efectos para la empresa

 

La reserva del puesto de trabajo hasta 2 años

Si la fecha de revisión es inferior a 2 años, entonces la empresa, donde trabajase el declarado incapacitado, deberá reservarle su puesto de trabajo hasta ese momento.

 

Si en ese momento se declarase la mejoría, el trabajador tendría derecho a incorporarse a su anterior puesto de trabajo. En este caso, todo el tiempo que haya durado la incapacidad será contabilizado como antigüedad.


 

 
Regresar al inicio